INE garantiza derechos político-electorales de migrantes

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que están garantizados los derechos político-electorales de losmigrantes mexicanos con la credencialización en el extranjero y el voto transnacional.

Al clausurar el Foro “La Diáspora Mexicana y el Voto de los Mexicanos Residentes en Estados Unidos”, señaló que el voto en el extranjero es una atribución del INE que llegó para quedarse en el sistema electoral mexicano”.

De este modo, el Estado mexicano cumple la responsabilidad constitucional de brindar un documento que permite el derecho al voto y una identificación de los ciudadanos mexicanos en su lugar de residencia con independencia de su condición migratoria.

Ante académicos, legisladores, autoridades electorales, de procuración de justicia y miembros del Servicio Exterior Mexicano, señaló que el INE brindará las condiciones para que todos los migrantes puedan acceder a tramitar o renovar su credencial.

Refirió que tras realizar estudios sobre las distintas modalidades de votación de los mexicanos en el extranjero, el INE concluyó que para “no vulnerar la certeza en las elecciones de 2018” se mantendrá el postal con la modalidad electrónica de registro.

A su vez, el consejero Marco Antonio Baños subrayó que el derecho de los migrantes “no es de segundo nivel”, sino es uno fundamental que es importante promover y cuidar.

Agregó que el INE pretende ampliar y conjuntar esfuerzos institucionales para lograr incrementar el voto efectivo de los migrantes mexicanos para que “se pueda reflejar en la composición de las áreas de gobierno y la representación política de los ciudadanos mexicanos”.

Recordó que en las elecciones federales de 2006 el número de estos votantes fue de 32 mil y en 2012 de más de 40 mil.

Mencionó que actualmente 155 mil mexicanos que residen en el extranjero cuentan con credencial para votar, y que la propuesta que tiene el INE es ampliar la cifra de manera muy importante.

“Es un esfuerzo de todas las instituciones involucradas en estas cuestiones lograr que ese voto sea mucho más amplio y que la fuerza de los migrantes se pueda reflejar en la composición de las áreas de gobierno y de la representación política de los ciudadanos mexicanos”, sostuvo.

Los panelistas concluyeron en que la diáspora mexicana debe tener garantía plena del voto sin fronteras y que entre los retos están garantizar el ejercicio del derecho político-electoral de los mexicanos que viven en el exterior.

Así como ampliar la difusión para aumentar la credencialización y la participación de votantes, además de consolidar las alianzas con asociaciones de migrantes, la academia estadounidense y las autoridades diplomáticas, entre otros.

También, en la importancia de blindar el ejercicio de los derechos político-electorales de los ciudadanos mexicanos residentes en el exterior, a través de la prevención del delito electoral y garantizar el derecho a una tutela judicial efectiva.