Sin permiso para callar

Pepe Grillo

Sin permiso para callar
Lo que ocurre en Venezuela sacude a partidos políticos en México.
El gobierno de Maduro se perfiló desde hace meses para transformarse en una dictadura. La existencia de un poder Legislativo “a modo” es parte de la estrategia.
Jesús Zambrano, ex dirigente nacional del PRD, dijo que ningún partido que se diga progresista puede permanecer en silencio.
Hay riesgo concreto de regresiones y de guerra civil y Zambrano dice que no ha escuchado a la dirigencia de Morena, ni personalmente a López Obrador, emitir una crítica al respecto.
Ninguna fuerza progresista y democrática de ninguna parte del mundo puede quedarse callada como lo está haciendo Morena.
A menos, claro, que la organización del tabasqueño no sea, ni de lejos, una fuerza progresista, de izquierda.

Repartidor de culpas
El país vive un estado de emergencia en materia de seguridad. El diagnóstico es de Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN.
Puso como ejemplo del deterioro el aumento documentado de homicidios dolosos.
Lo que no dice Anaya es que varios estados donde se ha registrado un incremento notable en los niveles de violencia son gobernados por mandatarios emanados del PAN, como Baja California Sur, Quintana Roo, Veracruz, Chihuahua, por mencionar solo algunos.
El jefe panista sí dice que el culpable es el gobierno federal, pues la violencia está relacionada con el crimen organizado que en un delito del orden federal.
La situación es tan grave que los políticos deben superar la etapa de repartirse las culpas. Es la posición de Anaya.
Tenía la oportunidad de predicar con el ejemplo, pero la desperdició.

Intentona de defensa
Todos los actores políticos que tengan vínculos con el crimen organizado deben responder ante la ley, sin importar el cargo que tengan.
Lo dijo el senador Miguel Barbosa. Frase irreprochable, aunque el ex perredista, hoy acólito de López Obrador, demandó que las autoridades apliquen el mismo rasero para todos sin ensañarse con los que pertenecen a Morena.
Para intentar una defensa del delegado de Tláhuac, el senador dijo una cosa, es conocer la existencia de la banda criminal y otra darle protección.
El hecho es que varios políticos cercanos a López Obrador ya detectaron que el cerco en contra de Salgado puede terminar, en cualquier momento, en acusaciones directas. Por eso se curan en salud.

El secreto del agua de Chía
Mientras los negociadores del TLC se preparan para la negociación con una daga escondida bajo la manga, hay sectores donde las negociaciones son permanentes, productivas, cordiales.
Ahí está el ejemplo de los mercados agroalimentarios de los países miembros del acuerdo comercial.
Los secretarios de Agricultura de México y Estados Unidos, reunidos en Yucatán, detectaron puntos de integración y complementariedad.
De hecho se declaran listos para renegociar el acuerdo e incluir productos que en la firma original, hace casi un cuarto de siglo, no se contemplaron.
El agua de chía sirve para limar asperezas, según comprobaron Pepe Calzada y Sonny Perdue, que tomaron varios vasos bajo el candente sol yucateco.

 

pepegrillocronica@gmail.com